Cómo identificar y tratar el dolor crónico: consejos de Dr. Ventura

Cómo identificar y tratar el dolor crónico
Facebook
Twitter
LinkedIn

Introducción

El dolor crónico, es un auténtico problema de salud, pues causa una importante distorsión a nivel físico, psíquico y social en nuestra vida, de ahí, la importancia de tratarlo.

El dolor crónico es aquella afección que, tanto de causa conocida como desconocida, se mantiene durante el tiempo, mínimo de 3 a 6 meses, con un notable y justificado impacto en nuestro estado emocional, así como en las más elementales situaciones de nuestra vida diaria.

¿Por qué surge el Dolor?

Los motivos por los aparece el dolor, aunque en ocasiones puede ser no muy bien conocido, sobre todo, los motivos que causan su cronificación, generalmente, han sido bien estudiados.
Puede surgir por alteraciones de estructuras de nuestro cuerpo, que previamente sanas, debido a diversas situaciones, pueden enfermar y causar, dolor entre otros síntomas. En otras ocasiones, no existe daño o alteración estructural y sin embargo, los nervios, que son aquellas estructuras que conducen la señal dolorosa a nuestro cerebro, sufren alteraciones que los sobreexcitan causando la percepción del dolor.

Tipos de dolor crónicos

El dolor crónico, se puede clasificar de forma muy resumida en los siguientes tipos de dolor:


DOLOR NEUROPATICO


Estos cuadros, que se caracterizan por sensaciones extrañas, tales como hormigueo, acorchamiento, calambres, calor, se benefician de tratamientos que actúan sobre las estructuras nerviosas y mejoran la calidad de vida de los pacientes, que en ocasiones distorsionan actividades tan esenciales como el sueño.


DOLOR OSTEOARTICULAR


La patología de los huesos y articulaciones es tan extensa y variada en nuestro cuerpo, que tienen grandes limitaciones en los movimientos de nuestro cuerpo y a veces también durante el reposo. En ocasiones dichas patologías, se cronifican y no tienen curación alguna, conduciendo a una vida con dolor, es entonces cuando las intervenciones de la unidad del dolor, están indicadas, para aportar calidad de vida a pesar de ser escenarios sin curación.


DOLOR LUMBAR


La causa más frecuente de dolor es el de espalda, con o sin extensión a otras áreas, causando numerosas causas de baja laboral y limitación de la vida cotidiana. En algunos casos, en que no están indicadas técnicas quirúrgicas por su riesgo o complejidad y a veces por sus malos resultados, las técnicas intervencionistas de la unidad del dolor, suponen una esperanza para recuperar una vida más feliz y productiva.


DOLOR CRANEO Y OROFACIAL


El dolor de cabeza y de la cara, son dolores en muchas ocasiones, complejos de entender y resolver, es por este motivo, que son difíciles de tratar, algo que es perfectamente conocido por los pacientes que lo padecen y que tras prolongados periodos de ineficaces fármacos, acuden a la unidad del dolor, donde podemos luchar por aliviar su dolor.


DOLOR ABDOMINAL y VISCERAL


En nuestro abdomen, se alojan muchas estructuras que cuando sufren alguna patología, no solamente producen alteración de sus funciones, sino que además se pueden acompañar de dolor, que en ocasiones persiste aunque dicha enfermedad se controle con su correspondiente tratamiento, por este motivo, las técnicas de la unidad del dolor, han de acompañar al proceso de estas enfermedades.


DOLOR DE MIEMBROS


En ocasiones tanto miembros superiores, como inferiores, ya sea por problemas propios o por ser conductores, se ven implicados en los cuadros de dolor, con una limitación importante de la calidad de vida, pues son fundamentales para nuestra actividad cotidiana y para los cuales, existen técnicas muy concretas para el alivio de este dolor.

tipos de dolor cronicos


DOLOR DE APARATO LOCOMOTOR


El cuerpo se mueve gracias a nuestros músculos y los nervios que envían las señales eléctricas para dichos movimientos, por tanto, cualquier alteración de los mismos, producirá un trastorno, limitación y a veces imposibilidad de realizar movimientos. Estas situaciones entre otras manifestaciones producen dolor, que precisan de técnicas intervencionistas que nos devuelvan la vida normal y deportiva.

Consejos prácticos para reducir el dolor

Fundamentalmente, los consejos para reducir el dolor son hábitos de vida saludable, como son el ejercicio físico , control del peso, dieta mediterránea, evitar consumo de alcohol o tabaco, entre otros, así como cumplir los tratamientos de aquellas enfermedades acompañantes.

Tratamientos

Alguno de los tratamientos que utilizamos en la Unidad del Dolor son:

  • Bloqueos nerviosos tronculares y de plexos nerviosos.
  • Infiltración de puntos gatillos miofasciales y músculos contracturados con toxina botulínica.
  • Infiltraciones articulares
  • Terapias de neuromodulación
  • Radiofrecuencia convencional o pulsada
  • Láser de diodo de alta
  • Tratamiento con Tratamiento con toxina botulínica
  • Plasma rico en plaquetas.
  • Las técnicas referidas, tienen una acción muy concreta y focalizada en el área del dolor, permitiendo un potente y rápido efecto, con el objetivo de devolver la inclusión del paciente en aquellas parcelas de vida, que había tenido que abandonar a causa del dolor

Conclusiones

Tras haber conocido los diversos motivos que nos conducen a padecer dolor, su complejidad y su difícil tratamiento, así como su carácter incurable pero de gran impacto de nuestra vida cotidiana, la aplicación de las técnicas de nuestra unidad del dolor, son indispensables para recuperar la felicidad.

¡Pide tu cita ahora!